A nadie le sorprende hoy en día el hecho de tener que estar en permatente contacto con otras personas. Ya sea para estar en contacto con nuestros familiares y amigos, porque estamos pendientes de algún tema laboral o porque queremos compartir nuestra última foto en ese lugar increíble en redes sociales, necesitamos estar conectados a la red.

Este hecho no cambia mientras estamos de viaje, es más, aumenta de forma considerable, pues estar alejados de nuestro lugar habitual hace que tengamos nuevas experiencias que contar y nuevos lugares que enseñar.

Es muy común ver en sitios públicos un montón de gente agrupada, no por que haya un espectáculo o algún atractivo turístico, sino porque en esa zona hay Wifi.

Son muchos los turistas que bien sea por el precio de las SIM locales o por las características de sus tarifas, no tienen acceso a internet en muchos destinos, por lo que las zonas, tanto públicas como privadas con acceso Wifi son muy cotizadas.

Muchos de nuestros clientes nos han comentado una curiosa anecdota, que se suele repetir en muchos destinos. La frase: “Chicos, hay Wifi” está empezando a ser habitual en el extranjero. Cuando alguno de sus compañeros o personas que les rodean, se percata de la posibilidad de conectarse a una red Wifi y lo anuncia, automáticamente, practicamente el 90% de las otras personas intentan conectarse al instante.

Es un hecho a tener muy en cuenta, pues podemos estar observando un gran paraje natural, un imponente rascacielos de Nueva York o un gran momumento, que al ser consciente de la posibilidad de conectarnos, dejamos todo a un lado para hacerlo.

Si, todos lo hacemos, no lo podemos negar, pero en ese momento no nos damos cuenta de que en realidad estamos perdiendo un maravilloso tiempo en nuestro viaje, ya que revisar nuestro Instagram o Facebook o consultar el resultado de nuestro equipo favorito, son cosas que pueden esperar a la llegada al hotel.

Según una encuesta realizada a nuestros clientes, la mayoría admite que pasa conectado a algún dispositivo electrónico entre 2-3 horas mientras está de viaje, eso en una semana de viaje son de 14 a 21 horas que no hemos disfrutado al 100% del destino, un alto precio a pagar en terminos de tiempo.

No hay duda de que los aparatos electrónicos son muy útiles a la hora de viajar, tanto para consultar mapas, hacer fotografías… pero debemos hacer un uso sostenible de ellos.

Preocuparnos de disfrutar de nuestro viaje y no de cuantos “likes” tenemos debería ser nuestro objetivo principal.

Recordad que viajar es algo increíble, que hay viajes que se hacen una sola vez en la vida, o momentos únicos que duran un suspiro, deberiamos procurar no estar mirando la pantalla de un telefóno en ese instante, puede que lo que nos perdamos, no vuelva jamás.

Fuente: https://www.felicesvacaciones.es/

 

 

By |2019-03-30T18:53:16+00:00marzo 19th, 2019|Uncategorized|