LA GASTRONOMÍA

Sevilla es una ciudad infinita en lugares y también en sabores. Sevilla no sólo es cultura, sino que también es gastronomía.

El océano Atlántico y el mar Mediterráneo se encuentran a una distancia lo suficientemente corta como para poder disfrutar a diario de productos frescos del mar, así que no puedes perderte un buen plato de gambas frescas de Huelva, boquerones de Málaga o cañaillas de Cádiz. Por supuesto tampoco podemos olvidar la cantidad de productos vegetales que extraemos de una tierra andaluza rica en sabores. De Jaén vamos a traer una aceituna que acompañe a nuestra cerveza y de esa aceituna también obtendremos el mejor de los aceites del mundo; de Huelva y Extremadura vamos a traer lo mejor del cerdo para que degustes un jamón sin parangón; de todo el campo andaluz tendrás las mejores hortalizas para acompañar a tus platos.

Un salmorejo cordobés importado de categoría en Sevilla, un buen gazpacho andaluz para que elijas cuál de los dos te refresca y alimenta más en el fuerte verano sevillano.

Compra un poco de pescaíto frito en un cartucho de papel y degústalo sentado en cualquiera de sus plazas o bien pide unas tapas para poder degustar distintos sabores y acompáñalas de un buen vino o de una cerveza bien fría.

En Sevilla, capital de Andalucía, aprovechamos lo mejor de nuestra tierra y lo de los lugares que nos rodean para que podamos regocijarnos en un sinfín de sabores que no dejan a nadie indiferente.

En solitario o con la mejor de las compañías, sus bares, terrazas y restaurantes tienen las puertas abiertas para que te adentres en el sabor del sur de Europa, del sur de España, de Andalucía.

By |2018-08-04T20:39:07+00:00agosto 4th, 2018|Cultura, Lugares|